TE VOY A CONTAR UN CUENTO

Te voy a contar un cuento,

pero un cuento que es real:

Érase una vez un hombre

amargado de la vida

que no lograba alcanzar

la felicidad soñada.

Ni el entorno familiar

ni el círculo de amistades

le hacían olvidar

sus muchas penalidades.

Fracasó en su trabajo.

Fracasó en sus amores.

Su vida se vino abajo

plagada de sinsabores.

Era un cero a la izquierda.

Era un don nadie asqueado.

Un individuo cualquiera

por todo el mundo olvidado.

Era un tipo que soñaba

con ser feliz algún día.

Despertaba y se encontraba

con la realidad vacía.

Ya no quiso soñar más

y se encerraba en su mundo.

Sólo hacía deambular

cual si fuera un vagabundo.

Aprendió a fingir un poco

y puso escudo a su vida.

Prefirió pasar por loco

con la gente conocida.

Aprendió a pisar primero

haciendo daño después,

pero siguió siendo un cero

aunque viviese al revés.

Y la gente lo apartaba.

Huían de estar con él.

Pero él se aferraba

a su otro mundo fiel.

Nada hacía presagiar

que su entorno cambiaría.

Pero la felicidad

llamó a su puerta un día.

El hombre dejó pasar

a doña Felicidad.

Le preguntó qué quería.

Y doña Felicidad,

contestando su pregunta,

comenzóse a desnudar

y lanzó lejos su funda.

Doña Felicidad

tenía cuerpo de mujer,

y no quiso esperar más.

Se dió toda para él.

Esa mujer eres tú

y ese hombre soy yo

y todo nuestro cielo azul

nos cubrió con mucho amor.

¿Vamos ahora a permitir

que nuestros enfados tontos

nos impidan ser feliz?

¡Eso es cosa de locos!

Yo te quiero a ti, cariño.

Ya no puedo querer más.

Y… si sientes tú lo mismo…

¡no te rindas! ¡Dios dirá!

Sé que somos imperfectos.

Taparlo sería mentir.

Pero aún con los defectos

yo sólo te quiero a ti.

Se acerca el final del cuento.

De este cuento que es real.

De esta historia de ese hombre

amargado de la vida

que en ti consiguió alcanzar

…la felicidad soñada.

José Ramón Félix de la Rosa

© Todos los derechos reservados

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.