UN BESO EN TU MEJILLA

Un beso… en tu mejilla,

y un beso más… en la frente,

un mordisquillo en la oreja

pero más… no soy valiente.

Ese beso deseado,

beso de… amor y fuego,

que no me atrevo a pedir,

sólo es factible en sueños.

Pero no puedo quejarme

si no se cumplen mis ruegos

pues tengo esperanzas ciertas

de consumar ese beso.

Oníricamente amo.

Oníricamente beso.

Oníricamente hago

una realidad… mi sueño.

José Ramón Félix de la Rosa

© Todos los derechos reservados

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.